Siempre te dicen que para escribir hay que corregir muchas veces.

Uno hace un borrador de lo que quiere escribir, lo relee, le borra partes, lo perfecciona. Pero, donde quedo lo que estaba escribiendo???

Esto es verdad cuando uno escribe para otros, si tenes que escribir un trabajo para la facultad, un libro para hacerte famoso, una carta para ella. O cuando se escribe lo que se pienza.

Pero yo escribo para mi, escribo para decir lo que siento, en la voragine “creativa” todo lo que sale de mi cabeza es perfecto, es lo que siento en ese exacto momento. Cada palabra esta en el lugar donde deve, cada acento no esta en el lugar que le corresponde, es perfecto, es lo que siento.

Corregir eso es negar que todo eso salio de vos, y que era asi cuando salio, es como querer hacerle los ojos celestes a tu hijo con lavandina por que salio con los ojos marrones y ya no te gusta.

Lo mismo pasa cuando uno pienza algo para escribir y no lo plasma en el momento, despues, frente a la hoja las cosas ya no son perfectas.

Esto que escribo no tien conclusion, primero por que no tiene esa necesidad y segundo por que concluirlo seria forzado.

Anuncios